¿Colapso? Da igual, Ethereum se prepara para la fusión

La red se está preparando para cambiar su mecanismo de consenso, de Proof of Work a Proof of Stake a través de una actualización llamada The Merge.

Startseite » ¿Colapso? Da igual, Ethereum se prepara para la fusión

Ethereum listo para mutar. La red Ethereum será testigo de una actualización importante. Y es así, la red se está preparando para cambiar su mecanismo de consenso, de Proof of work a Proof of Stake a través de una actualización llamada The Merge. Evidentemente, cambiar el motor de un avión en pleno vuelo no es una acción que deba tomarse a la ligera. Es por eso que los desarrolladores están prestando especial atención a probar rigurosamente todos los aspectos de esta actualización.

Que Ethereum permanezca fiel a su migración es indicativo del espíritu de una comunidad que ve en la cotización de hoy a $1.948,72 y una caída diaria de 4,40%, una etapa a superar; un ajuste del sistema que no interfiere del todo con los valores de la blockchain Ethereum: el largo plazo.

La fusión: pruebas locas en Ethereum

Como recordatorio, la fusión es una actualización que consiste en conectar dos elementos que actualmente funcionan de forma independiente:

  1. La consensus layer en Proof of Stake, también llamada Beacon Chain.
  2. La capa de ejecución, que representa la capa de aplicación de Ethereum, con todas las aplicaciones descentralizadas alojadas en Ethereum.

Como acabamos de ver, cambiar el modo de consenso de una blockchain cuando alberga un ecosistema que vale varias decenas de miles de millones de dólares no es trivial.

Para asegurarse de que no ocurran sorpresas desagradables durante el paso por la red principal, los desarrolladores involucrados en The Merge multiplican los métodos de prueba. Nada debe dejarse al azar.

Shadow Forks

Shadow Forks uno de los métodos de prueba utilizados para comprobar el correcto funcionamiento de The Merge. En la práctica, los Shadow Forks son réplicas exactas de la red Ethereum. Estos últimos tienen el mismo historial y reproducen las transacciones a medida que llegan a Ethereum.

La primera bifurcación en la sombra que se instaló en abril pasado reveló un problema de configuración con Gas Limit, es decir, el gas total que se puede usar dentro de un bloque.

A fines de abril, un segundo Shadow Fork se ejecutó sin problemas. Este fue el primero en el que todos los clientes de Ethereum lograron mantenerse sincronizados.

El último, al haber tenido lugar el 5 de mayo, permitió renovar la experiencia con nuevas especificaciones para los clientes de Ethereum. Se pudieron detectar y corregir algunos errores menores.

Plataformas de prueba

Además de las redes de prueba y otras bifurcaciones en la sombra, los desarrolladores también usan plataformas para probar funciones específicas.

Hive

Hive es una plataforma de prueba desarrollada por la Fundación Ethereum. Esto permite a los desarrolladores de clientes de Ethereum realizar pruebas de integración de su implementación.

En la práctica, Hive permite probar a los clientes como cajas negras. Así, el programa iniciará un nodo con un cliente dado y configuraciones predefinidas. Este luego enviará una serie de bloques, lo que permitirá probar varias funcionalidades del nodo y escuchar las respuestas del nodo para validar o invalidar las pruebas.

Kurtosis

Kurtosis es una segunda herramienta utilizada activamente para probar los clientes de Ethereum. De hecho, esto permite crear entornos de simulación con parámetros definidos.

En particular, esto permite a los desarrolladores de los clientes probar su implementación en condiciones cercanas a las condiciones reales de la red. Por ejemplo, es posible usar Kurtosis para observar el comportamiento de un nodo en caso de una fuerte carga en la cadena de bloques.

Todas estas herramientas permiten a los desarrolladores minimizar los riesgos inherentes al cambiar el consenso. Es para limitar estos riesgos que tomaron la decisión de invalidar las primeras estimaciones de implementación de la red principal que se habían comunicado.

¿Qué esperar de Ethereum?

A pesar de todas estas mejoras, y de una migración cada vez más cercana, Ethereum sigue su patrón de caída. Ni la información, ni los pensamientos largoplacistas, ni el bajo precio de Ethereum, terminan de convencer a unos inversores cada vez más asustados y cada vez más sumidos en el escepticismo.

Ethereum prosigue así la caída que se inició el 8 de noviembre del 2021 y nada parece prever que la dinámica cambie la semana que viene. Muchas son las cuestiones geopolíticas, económicas y financieras que convierten, ahora mismo, al mercado de Ethereum en una inversión demasiado etérea.

Revolución Blockchain Noticias – 19.05.2022

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *