Bitcoin, unas semanas para el todo o nada