Bitcoin sigue en coma y podría caer a $10,000