Todo está empujando hacia BTC